Lo que te rodea – Camino de Santiago (V)

La etapa a Portomarin ha sido una etapa tranquila y suave, salvo las bajadas que han añadido una tensión a las piernas, pero nada que un buen descanso no pueda reparar. La climatología ha acompañado desde la salida de Sarria, por la niebla en primer lugar, y, después, por las nubes que han mantenido una temperatura ideal para caminar. Pero me quiero centrar en la niebla y en no poder contemplar la belleza del paisaje más allá de cincuenta metros, porque esto me ha hecho reflexionar sobre varias cosas. 

Read moreLo que te rodea – Camino de Santiago (V)

Corazones unidos

Dios va poniendo en nuestro camino personas que comparten nuestros mismos ideales, que tienen nuestras mismas inquietudes y que sienten el Evangelio como parte de su vida. No hace falta pasar mucho tiempo con ellas para darse cuenta de que existe una sintonía especial, pues el compartir un proyecto común desde la fe, hace que los corazones se unan. Todo fluye especialmente porque es el Señor quien actúa y es el Evangelio el que se va haciendo realidad en nuestras vidas. No hay mayor gozo para el creyente que poner en práctica la Palabra de Dios. Cada día es una oportunidad nueva para seguir haciendo el bien y para dejar que el Señor nos siga ayudando a seguir encontrándonos con quienes viven y comparten el mismo estilo de vida que nosotros. ¿Los reconocemos? ¿Nos reconocen? Nuestro testimonio personal debe ser quien hable por nosotros y nos una en este proyecto común de dar la vida por el Reino. Nuestros compromisos y nuestras opciones personales nos congregan en torno a la Eucaristía y esa llamada que nace de lo más profundo de nuestra alma nos lleva a entregarnos a Dios y a pensar en nuestro proyecto vital de una manera totalmente distinta a la que veníamos haciendo hasta ahora. Nuestras prioridades cambian, no por nosotros, sino por Dios, que nos sumerge en la clave del Amor total y gratuito, y que nos hace sentir privilegiados al ofrecernos totalmente a Cristo y al Evangelio.

Read moreCorazones unidos

Dios no improvisa

Seguro que te has encontrado en más de una ocasión desconcertado en más de una ocasión, con todos tus planes hechos, todo preparado y bien pensado y de repente te has visto sorprendido por el momento y has tenido que empezar a improvisar lo mejor que has podido. Por un momento parecía que se venía a tu interior toda la angustia existente en el mundo, viendo el “marrón” que se te venía encima y a ver de qué manera podrías salvar los muebles y salir lo más airoso posible. Hay veces que el resultado ha sido espectacular, y en cambio, otras no tanto. ¿Suerte? Puede que sí o puede que no, sólo Dios lo sabe. Lo que si está claro es que Dios no improvisa en nuestra vida. Quizás nosotros no nos podemos trabajar nuestra vida espiritual, nuestras responsabilidades, las metas que queremos conseguir… y más bien preferimos vivir el momento presente que muchas veces es más cómodo y seductor que lo que Jesús nos pide que pongamos en práctica en el evangelio cada día.

Read moreDios no improvisa

Deja que Dios te bendiga

Hay veces que nos llegan regalos del cielo que no esperamos y que al principio nos desconciertan, pero luego nos encanta haberlos recibido. Estos regalos son los besos que Dios nos da porque simplemente somos sus hijos. No todo en la vida van a ser problemas, dificultades, sufrimientos y agobios. Dejémonos querer por Dios que nos va mandando regalos preciosos para seguir alimentando nuestra fe y ayudarnos a madurar y crecer. Todos queremos y deseamos los buenos momentos y las buenas rachas, a veces tardan en llegar y nos cuesta demasiado mantener la paz, la serenidad y la calma en el Señor. Dios bien sabe lo que se hace con nuestra vida, lo que pasa es que por norma general no nos gusta sentirnos controlados por nadie. Queremos sentirnos libres, aunque muchas veces somos víctimas del control que nuestra sociedad, los ambientes y el qué dirán hacen sobre nuestros comportamientos y actitudes. Procuremos ser siempre coherentes para vivir como pensamos y así no acabar pensando cómo vivimos, pues sería demasiado triste que nos sumergiéramos en el ritmo de vida de nuestra sociedad y acabáramos debilitando nuestra fe y perdiendo nuestra relación con el Señor, que quiere darnos los mejor cada día de nuestra vida.

Read moreDeja que Dios te bendiga

Juntos de la mano

Hace años me emocionaba en el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes al ver a un matrimonio anciano rezar el rosario delante de la gruta de la Virgen. Ella estaba en silla de ruedas, y el sentado en el banco, detrás de ella. Rezaban susurrándose al oído los misterios del Santo Rosario. Ahí, en ese momento, di gracias a María por el testimonio de fe que me estaban dando.

Me alegra mucho ver la calle a matrimonios mayores, y cuando digo mayores, de más de sesenta y cinco años, caminando juntos cogidos de la mano. Todavía los hay, y me parece una escena preciosa, pues es el reflejo de un amor madurado y curtido por la experiencia de la vida; no exento de dificultades y superados por el amor cuidado y cultivado con el paso del tiempo.

Read moreJuntos de la mano