La oración de intercesión

Dios siempre quiere lo mejor para nosotros, quiere vernos felices en todo momento. Para ello nos ha dado uno de los mayores regalos que podemos tener: la oración de intercesión. Quien pide por los demás olvidándose de sí es capaz de mostrar la gran bondad que tiene su corazón. Uno de los ejemplos más claros lo tenemos en la curación del paralítico al que descolgaron por el techo (cf. Mc 2, 1-12). Gracias a la fe que tenían en Jesús quienes abrieron el boquete en el techo, lograron presentarle delante de Jesús de la manera menos pensada, incluso original, creyendo que Jesús lo curaría y le devolvería la salud. De este deseo es donde buscamos a Dios para que nos ayude a resolver nuestros problemas, agobios, angustias y frustraciones. Cuando rezamos a Dios pidiendo por alguien e intercediendo por él, estamos poniendo nuestra mano en el corazón de Dios con la confianza de saber que el Señor atenderá nuestras peticiones. Así es como llegamos al corazón misericordioso de Dios y provocamos el milagro, la acción salvadora. Porque el Señor no se resiste a quienes con fe le buscan, a quienes esperan en él y se compadecen también por el sufrimiento y el dolor de sus hermanos.

Read moreLa oración de intercesión

Un irrenunciable

¡Qué bello es ver la fe de las personas que te rodean! Cuánta confianza y cómo se ponen en las manos de Dios ante las situaciones que tienen que afrontar en su vida. Qué bonito es poder escucharlos decir cómo el Señor no defrauda y cómo lo sienten tan cercano y tan presente en su vida. Son expresiones hermosas de fe que anónimamente van posándose en el mundo y en la sociedad sin hacer mucho ruido, pero que van calando en un estilo de vida muy concreto, el cristiano, y en un amor a Dios que es incombustible y que plenifica a la persona. Encontrar el sentido a todo lo que nos acontece es una gracia que Dios nos concede y que nosotros tenemos que buscar y mantener. Cierto que la fe es un regalo que se nos ha dado, pero este regalo tenemos que enriquecerlo cada día con nuestra dedicación y aprovechando las armas que la Iglesia pone a nuestro alcance para que Dios siga siendo el centro insustituible de nuestra vida.

Read moreUn irrenunciable