María y el Pan de Vida

La tristeza de los discípulos en el Cenáculo contrasta con la esperanza de la Virgen María, que bien sabía que el Señor no la iba a defraudar. A pesar del dolor de contemplar en la cruz y tener entre sus brazos el cuerpo sin vida de su Hijo, María siempre tiene claro que el Señor tenía preparado algo grande después. Pero hay que vivir cada momento, y no podemos cambiar las cosas que no nos gustan por más que queramos. Las cosas vienen como vienen y no podemos evitarlas, más bien lo contrario, hemos de afrontarlas. Por eso dice Jesús: «El que viene a mi nunca tendrá hambre, y el que cree en mí no tendrá sed jamás» (Jn 6, 35). Jesús había realizado la multiplicación de los panes y los peces y la gente estaba absorta y emocionada contemplando a Jesús, porque Dios siempre da la abundancia para los que creen en Él. Esa misma abundancia espiritual y de fe fue la que tuvo María desde el principio y que se hace patente en su llamada: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1, 38). Con el tiempo no la perdió, sino que la acrecentó.

Read moreMaría y el Pan de Vida

Ante las malas noticias

Siempre que nos dan una mala noticia ante una enfermedad, un accidente o cualquier cosa que ocurre gravemente nos ponemos en el peor de los casos y de las situaciones que pueden llegar a ocurrir. Sabemos de nuestra condición mortal y de la debilidad y fragilidad del cuerpo humano, tan frágil y vulnerable. Nuestra mente es capaz de llegar a pensar a velocidad terminal, en pocos segundos, tantas situaciones que se nos puedan venir ante las posibles consecuencias de la mala noticia que nos acaban de dar. Mantener la calma, la paz, la serenidad y la tranquilidad en una situación así es muy complicado, porque necesitamos asimilar, aceptar y hacernos a la idea. Es un proceso mental que se da en cada persona y por el que todos, queramos o no, hemos de pasar. Sabemos que hay ciertos acontecimientos que no se digieren con facilidad y por desgracia no tenemos ni patrones ni recetas que nos den rápidas soluciones y respuestas a las nuevas vivencias que se nos plantean.

Read moreAnte las malas noticias

#PrayForTheChurch

Estoy convencido que muchos de nosotros hemos tenido experiencias muy hermosas del encuentro con Dios y con la Virgen María. “A Jesús por María”, reza el altar mayor de la Basílica del Rosario en Lourdes, y estas mismas palabras son las que nos decimos para que nos ayuden a cada uno a llegar también a Jesús para que siga siendo el centro de nuestra vida y nos mantengamos alejados de toda tentación y pecado.

Read more#PrayForTheChurch

Impregna tu vida de Dios y llévalo con los tuyos

Uno de los mayores regalos que Dios ha hecho a los hombres es el de poder ser padres y madres. Las madres tenéis un instinto y una intuición para con vuestros hijos que nadie os puede imitar y superar, porque es el mayor regalo que Dios os ha podido dar. Hoy comparto con vosotros este testimonio de Cristina, que como madre intenta ya desde pequeños transmitir y compartir su fe con sus hijos, como tantas de vosotras, dando respuestas a las preguntas y dudas que les van surgiendo, y enseñándoles a llamar “Papá” a Dios y “Mamá” a la Virgen María. La gran mayoría hemos tenido unos inicios en la fe así, y ya mayores, muchos de vosotros siendo padres y madres, queréis seguir transmitiendo la herencia recibida de vuestros mayores.

Dice así:

Read moreImpregna tu vida de Dios y llévalo con los tuyos

Una gota de fe (mi experiencia en Medjugorje)

Bien sabemos que la vida es un camino lleno de buenos y malos momentos. Solemos decir que la vida es un peregrinaje, donde vamos avanzando hacia la meta, hacia nuestro encuentro con Dios. Queremos que nuestra vida esté llena de momentos de felicidad y de alegría, aunque también tenemos que contar con las dificultades que nos vienen, algunas nos las buscamos nosotros, otras nos vienen solas, sin pedirnos permiso por si nos vienen bien o no. Cada uno iniciamos nuestros caminos y nos vamos rodeando de las personas con las que queremos compartir nuestro camino. Buscamos ante todo la felicidad, la suya y la nuestra; constatamos que hay personas que con menos esfuerzo son más felices que otras; otras en cambio tienen que emplear más energías en conseguir tan ansiado regalo; también constatamos con inmensa tristeza la infelicidad que muchas personas, algunas cercanas a nosotros, viven porque en su camino las cosas les resultan más difíciles y no les salen como les gustaría.

Read moreUna gota de fe (mi experiencia en Medjugorje)

Mi experiencia de Lourdes

Desde que estoy yendo de confesor al Santuario de Lourdes he podido comprobar de primera mano que es un trocito de cielo en medio de nuestro mundo. Allí se siente algo especial, indescriptible, donde te quedas sin palabras, conmovido por lo que tus ojos contemplan, la sencillez de una gruta, la belleza de la Virgen María, la devoción y la fe de tantos enfermos y peregrinos que acuden a los pies de nuestra Señora para poner sus vidas en sus manos. En la gruta de Massabielle quiso aparecerse la Virgen a una humilde pastora. Le transmitió un mensaje claro: “Penitencia, penitencia, penitencia. Yo soy la Inmaculada Concepción. Di a los sacerdotes que construyan una capilla aquí y que vengan en procesión”. Así se ha convertido en un lugar de peregrinación, donde nadie queda indiferente y sobre todo donde el Señor toca el corazón.

Read moreMi experiencia de Lourdes

Decir “Sí”

Decir “Sí” muchas veces cuesta y nos compromete demasiado, y mucho más cuando no tenemos mucho tiempo para pensar o meditar la decisión. Queremos sentirnos seguros y tener nuestra vida bajo control, sabiendo de las ventajas y de los problemas que nuestras decisiones nos pueden traer. Por eso, en ocasiones, nace el miedo que tenemos a decidir y a lanzarnos en lo importante de nuestra vida.

Cuántas veces nos hemos podido dejar llevar por los impulsos y nos hemos arrepentido cuando hemos constatado que no ha sido la decisión adecuada, y también a la inversa, cuántas veces nos hemos alegrado de que hemos hecho lo correcto y a pesar de jugárnosla y arriesgarnos, nos ha salido bien, hemos acertado y hemos respirado tranquilos.

Si de algo estoy convencido en mi vida es que todo lo que viene de Dios no puede ser malo, más bien lo contrario, siempre será bueno. Y Dios es paciente y actúa. Cuando estamos preparados lo vemos con claridad y cuando no lo estamos espera con paciencia el momento adecuado. Así lo he experimentado a lo largo de mi existencia. Y me encanta descubrir cómo Dios ha actuado en la vida del hombre a lo largo de lo historia y lo sigue haciendo en la actualidad.

Read moreDecir “Sí”